lunes, 2 de septiembre de 2013

Agés, mirando al futuro con "historias" del pasado

Agés, enclavado en la burgalesa Sierra de Atapuerca y en pleno Camino de Santiago, es un pequeño pueblo que en sus mejores tiempos llegó a contar con 480 habitantes, allá por el año 1.890, ahora se propone mirar al futuro contando su historia y mostrando la forma de vida de antaño.
Para ello se han unido Raquel Moraza, guía turística y Uldarico García que ha restaurado la antigua fragua y el potro y muestran en visitas guiadas, pagando lo que te de la gana (price up to you)  ricas en anécdotas y pequeñas historias, lo que hace muy ameno y entretenido ir de un lugar a otro de Agés.

Agés 2 (2)

La visita comienza a las siete de la tarde en la fuente del pueblo todos los días durante el mes de septiembre que comienza, luego hay que llamar al número de teléfono: 675161846 para informarse.

Pues yo allí que estuve a las siete, como un clavo, conozco a Raquel del curso TRINO (Turismo Rural de Interior y Ornitologia) que hicimos y me picaba la curiosidad de que iba esta historia. La verdad es que no me defraudó en absoluto.

Uldarico es un hombre campechano y cercano, historia viva del pueblo y Raquel además de explicarlo estupendamente, hace la visita bilingue (castellano e inglés) ya que suele haber peregrinos al estar como decía antes en el Camino de Santiago.

Agés 2 (3)

La primera visita fue a casa de Agnia, una mujer noruega que compro una vieja casa con la idea de tirarla y construir una nueva y afincarse en Agés, pero al ver su interior hizo lo mejor que podía haber hecho, rehabilitarla y ahora sirve como inicio de la ruta que nos lleva a través del tiempo.

Aquí podemos ver como era la antigua cocina, la mas moderna cocina económica, la corte de los cerdos y la cuadra de los animales y en el primer piso, una estupenda sala para exposiciones, proyecciones, pequeños conciertos (en familia) y en el desván se utiliza como albergue de peregrinos por la voluntad.
Abajo vemos a Raquel como nos señala las juntas de las vigas de madera.

Agés 2 (4)

Después de pasar por el horno donde se cocía en pan, para lo cual se sorteaban los turnos de cocción, ya que el primer turno no lo quería nadie al estar el horno frío, nos llegamos hasta la recientemente restaurada fragua del pueblo que estuvo funcionando hasta 1958. Una vez restaurada por Uldarico, puede volver a utilizarse. Allí nos mostró la forma que tenía el herrero para trabajar el hierro, dar forma a las piezas, soldar con fuego, limpiar impurezas con harina de sílice , etc.
El potro junto a la fragua servia para sujetar al ganado y poder así colocarle las herraduras..

Agés 2 (5)

El antiguo lavadero donde se lavaba la ropa también restaurado es otro de los lugares a visitar, en cada uno de ellos Uldarico tenía alguna anécdota para amenizar la visita y un buen trago de la bota, por si había reseco en la garganta.

Y para finalizar visitamos el pequeño museo y digo pequeño por las miniaturas que Marcial Palacios realiza de los lugares del pueblo y de los utensilios que se utilizaban en las labores del campo. La pasión que pone Marcial en sus obras y en explicar como las realiza es digno de elogio.

Agés 2 (1)

En esta galería de imágenes puedes ver algunos de los lugares que visitamos, pero las historias y la forma de trabajar en otros tiempo, no te va a quedar mas remedio que ir a Agés y escuchar a Raquel y Uldarico.


6 comentarios:

ZáLeZ dijo...

Etnografía pura que nos retrotrae al pasado de nuestros pueblos y no hace tanto tiempo.
Y algo de telepatía tiene que haber cuando ayer mismo me presenté en el Centro de Visitantes de los Yacimientos de Atapuerca. Una chica que se presentó como Raquel fue la guía turística, y estoy totalmente de acuerdo contigo. Es una tía magnífica, que sabe un montón, y lo sabe decir con simpatía, haciendo cómplices al propio púbico. Me pareció lo mejor de la visita. AL margen de los yacimientos que lo que hay sin unas buenas e ingeniosas explicaciones, podría resultar anodino. Un aupa por Raquel.
Y un abrazo para tí.

ines camaro sanchez dijo...

Nuestro pasado nos a traido el presente que hoy tenemos, es bueno no olvidarlo.

Temujin dijo...

No has sacado los rascacielos y las aglomeraciones de coches, jejejejej. hermoso lugar...

Emilio dijo...

¡Hola Abi! Recuerdo mi paso por Agés, hace unos años. En aquel momento no se podía realizar este paseo hacia el pasado tan interesante que nos muestras.Ahora ha rebibido aquel momento y además he visitado en foto lagunos lugares rescatados de ese pasado. Interesante entrada Abi.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Interesante, no sabia que Agnia acoje Peregrinos, aunque en Ages no hay problema de Albergues, ojalá cundiera el ejemplo de Raquel y Uldarico en otros pueblos.

Germánico dijo...

Hace dos días que visité junto con mi familia los yacimientos de Atapuerca, guiado por Raquel.

Por lo que veo está muy implicada en la conservación de nuestro patrimonio cultural y ecológico.

Si uno repasa un diccionario encuentra cientos de palabras que ya apenas se usan y que se corresponden con instrumentos y usos y costumbres de la cultura, y animales y plantas de la naturaleza que ya no se utilizan en el lenguaje del wassap y en la homogeneización tecnológico-existencial posmoderna. Ahora la velocidad y la dispersión lo destruyen todo.

El trabajo de estas dos personas tiene un extraordinario mérito, en este contexto.

Saludos.


Sample Text

ElLioDeAbi.com se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.


Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento
-NoComercial- SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para ElLioDeAbi.com
cookie consent