lunes, 9 de junio de 2014

Una visita a Liérganes

Como decía en la entrada anterior, la niebla nos impidió visitara el poblado de Castromorca y la lobera del Alto del Caballo, así que había que hacer de la necesidad virtud y buscar una alternativa rápidamente, así que decidimos atravesar la niebla por el puerto de Lunada y pasar a la vecina Cantabria y por el Valle del río Miera llegar hasta la localidad de Liérganes y hacerla una visita.

1 Liérganes

Aunque pasar el puerto de Lunada con niebla cerrada, no es lo mas aconsejable del mundo, acertamos con la decisión, Liérganes estaba esplendoroso y con un sol que apetecía pasear por las calles del casco antiguo declarado de Interés Histórico Artístico Nacional en el año 1978.

Aparcamos la furgoneta junto a la estación de FEVE (Ferrocarril Español de Vía Estrecha) y nos dirigimos hacia el falso puente romano, ya que fue construido en el año 1587 por Bartolomé de la Hermosa, un rincón muy agradable junto al río Miera. Al fondo y sobre el puente se ven las dos Tetas.

2 Liérganes

A la otra orilla del río y junto al puente se encuentra el Centro de Interpretación del Hombre Pez, ubicado en un antiguo molino, con una historia-leyenda muy bonita y que ha marcado la vida de esta pequeña localidad cántabra. 
Se dice que Francisco de la Vega, natural de Liérganes desapareció en el Cantábrico tras tirarse al río Miera allá por el 1674 y apareció en la bahía de Cádiz cinco años mas tarde, encontrado por unos pescadores, estado varios días sin decir palabra, hasta que que pronunció Liérganes.

3 Liérganes

El casco antiguo es conocido como el Mercadillo, muy bien conservado y con arquitectura popular de los siglos XVII y XVIII, con unos balcones llenos de flores que dan color y olor a todo el casco.

4 Liérganes

La oferta de hoteles y restaurantes está muy bien y se puede comer por un precio asequible, contando también con un balneario con cafetería abierta al público en general y unos jardines también abiertos.

5 Liérganes

La bonanza económica que dio al municipio la fábrica de artillería se nota en las edificaciones de corte renacentista lleno de palacios y casonas, encontrando en sus calles arquitectura indiana, renacentista y barroca.

6 Liérganes

Por ponerle una pega a la parte vieja es que se permitía entrar con los coches e incluso había un aparcamiento en una de las placitas. Lástima, porque se puede andar perfectamente y no es necesario acceder con coche.

7 Liérganes

Esta casona llama la atención por estar cubierta por la hiedra que deja paso a las ventanas.

8 Liérganes

Y en esta verja posiblemente de una casa de indianos viendo la pomposidad interior y las plantas y árboles exóticos plantados en su jardín hay que ver como las ramas se "abrazan" a la verja retorciéndose de tal forma...

10 Liérganes

...como podemos ver aquí abajo en detalle.

9 Liérganes

A orillas del río Miera se encuentra el paseo del Hombre Pez y en éste un pequeño monumento en recuerdo de Francisco de la Vega Casar, cuya historia o leyenda ha transcendido en el tiempo hasta hoy en día.

11 Liérganes

Una red de senderos por la zona, historia, leyendas, arquitectura y gastronomía, hacen de Liérganes un destino muy apetecible.

3 comentarios:

Emilio dijo...

¡Hola Abi! Un precioso pueblo con curiosa leyenda que no conocía. Desde luego es merecedor del galardón que posee.
Un abrazo.

Abilio Estefanía dijo...

Hola Emilio, la verdad que si que es un pueblo bonito.
Un abrazo

Txomin dijo...

Vaya, Abilio, aunque sin darte cuenta has sacado también el monumento más importante de Lierganes, el "Los Picos Whisky Bar", uno de los locales de conciertos más activos de todo el norte. Veo su cartel al fondo a la derecha en la séptima foto.

Por allí está todo el día Fresco y también Esther la menor de Sifer.

Sample Text

ElLioDeAbi.com se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.


Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento
-NoComercial- SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para ElLioDeAbi.com