...

lunes, 6 de marzo de 2017

Entramos en el Castillo de Peracense

Andábamos por la Sierra de Albarracin, cuando alguien nos habló de un castillo que estaba por allí cerca y que valía la pena acercarse a visitarlo, así que el día que abandonamos la sierra, en apenas una hora de viaje, (no es mucha la distancia, pero la carretera es estrecha y entretenida, nos fuimos a ver de que nos habían hablado, así que entramos en el Castillo de Peracense.

Entramos en el Castillo de Peracense 1

Allí lo teníamos altivo como él solo, sobre una enorme roca de rodeno, que le hace prácticamente inexpugnable, así que primero lo vimos por fuera, para hacernos una idea de como es este castillo que es uno de los mas desconocidos de Aragón, pero enormemente bonito.

Al estar rodeado de rocas pudimos verlo desde distintas perspectivas y ángulos para afotarlo como se merece antes de bajarnos a comer al pueblo y entrar al castillo por la tarde en el horario de visitas.

Entramos en el Castillo de Peracense 2

Desde luego se divisa perfectamente el valle del Jiloca, lugar en el que está ubicado perteneciendo al ayuntamiento de Peracense, pueblo que se encuentra debajo del castillo a escasos dos kilómetros y medio.

Entramos en el Castillo de Peracense 3

Según del lado que se mire puede llegar a confundirse con la propia roca sobre la que está construido, que supongo que esa era la idea ante el asalto de los enemigos, si es que se atrevían viendo las características de la fortaleza.

Entramos en el Castillo de Peracense 4

Dependiendo de la época del año en la que vas, los horarios de visita cambian, estando abierto en invierno solo los fines de semana, en primavera y otoño de miércoles a domingo y en verano todos los días y la entrada cuesta 3 euros para los adultos y 2 euros para los niños, habiendo descuentos para grupos de escolares y jubilados, lo cual está muy bien.

Entramos en el Castillo de Peracense 5

El día que lo visitamos nosotros estuvimos solos en el castillo, así que lo recorrimos a nuestras anchas y disfrutamos de él como se merece.

Entramos en el Castillo de Peracense 6

El castillo está construido con tres recintos, dos con enormes explanadas, la exterior que servía en caso de necesidad o peligro para proteger la ganadería y los caballos, la interior donde se encontraba el patio de armas y el dormitorio de las tropas y el recinto principal al que se accede por una escalera de madera en el lugar que antiguamente se encontraba un portón levadizo.

Entramos en el Castillo de Peracense 7

El castillo cuenta con cuatro aljibes de distinto tamaño y ubicados en distintos lugares, estando el principal en una de las explanadas y los otros tres en el recinto superior y que distribuían el agua  recogida de la lluvia entre ellos.

Entramos en el Castillo de Peracense 9

Las rocas de arenisca, toman caprichosas formas con la erosión del aire y de la lluvia.
En la parte de abajo y junto al muro exterior del castillo también aparecieron los restos de una capilla y de un pequeño cementerio y que se puede acceder por uno de los varios senderos que recorren parte del perímetro.

Entramos en el Castillo de Peracense 10

Parece ser que ya por la Edad de Broce ya estaba ocupado este emplazamiento, osea unos mil años antes de Cristo, así que por Peracense han pasado los íberos y los romanos.

Entramos en el Castillo de Peracense 12

No se si el nombre de Peracense viene de la piedra que hay, pero bien pudiera ser, ya que se han recogido varias acepciones que llevan la raíz piedra como piedrasolez o piedraselz.

Entramos en el Castillo de Peracense 13

Se me antoja que moverse por algunas de las escaleras que hay, con las armaduras debía de ser un tanto costoso, ya que entre los siglos X y XI volvió a resurgir con la llegada de los musulmanes al encontrarse en medio de los reinos de Castilla y Aragón, por lo tanto punto defensivo de suma importancia.

Entramos en el Castillo de Peracense 15

El recinto superior y principal lo mirases por donde lo mirases, parecía imposible el asalto incluso estando dentro del recinto de la fortaleza, pero claro allí se guardaba cualquier cosa de valor que pudiese haber en el castillo.

Entramos en el Castillo de Peracense 16

En el recinto superior se encuentran las habitaciones que acogían a la autoridad del Castillo y por supuesto a su familia, contando con chimenea.

Entramos en el Castillo de Peracense 17

De los tres aljibes que se encuentran en el recinto superior en la foto vemos en mediano.

Entramos en el Castillo de Peracense 18

A partir del año 1987, se comenzó con la restauración por parte de la Diputación General de Aragón y del Instituto Aragonés de Fomento que se ha ido sucediendo en diferentes fases.
La máxima ha sido la mínima intervención por lo que la construcción se muestra tal y como fue.

Entramos en el Castillo de Peracense 19

De todas todas, es una visita recomendable si eres aficionado a los castillos y si no lo eres... pues también, además Peracense también ofrece algunas construcciones curiosas como el lavadero, la ermita Virgen de la Villeta y se come bien en el restaurante del pueblo, donde comimos nosotros, así que tienes un día perfecto.

Entramos en el Castillo de Peracense 20

En estas dos páginas web tienes un montón de información para que no te quede duda... Castillo de Peracense y jdiezarnal.

2 comentarios:

Jordi lópez pérez dijo...

Un gran reportaje fotografico acompañado de una buena documentación sobre el mimo. Me gusta!!! Un abrazo.

Abilio Estefanía dijo...

Muchas gracias por tu comentario Jordi, me alegro de que te guste el reportaje. La verdad es que es un lugar que vale la pena y no es demasiado conocido.
Un abrazo

ElLioDeAbi se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.

Basado en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para http://www.elliodeabi.com