...

martes, 21 de noviembre de 2017

Cocinar y comer con Junguitu siempre es un placer

Debe de ser por la edad que tengo o no se yo, pero la comida que mas me gusta es esa que se denomina comida casera, pero la hecha a fuego lento con tiempo, cocinada con amor como lo hacían nuestras abuelas y eso lo hace muy bien el amigo Fernando Junguitu en El Portal de La Rioja en la localidad de Briñas, pero además en esta ocasión vamos a cocinar con él y lo mejor... nos vamos a comer lo que cocinemos, así que vamos a ello.

Comer con Junguitu siempre es un placer 1

Cocinar y comer con Junguitu siempre es un placer y más cuando todo viene de una quedada con los amigos de instagram de Vitoria Gasteiz, que pasamos un día fabuloso en La Rioja y que puedes verlo si pinchas aquí. El caso es que como casi siempre en estas quedadas, se hacen concursos de fotos y tuve la fortuna de que eligiesen una de las mías junto con otras de otros compañeros para pasar un día en La Rioja y cocinar con Junguitu (aunque en realidad fue él, el que llevó el peso de la cocina) y luego comernos lo que habíamos cocinado, un estupendo cocido de alubias, un pastel de berza y leche frita, todo ello riquísimo.

En el siguiente vídeo te daré un poco de envidia y verás nuestros pinitos en la cocina, bueno unos mas que otros, así que sube el volumen y dale al play.


Quedamos en El Portal de La Rioja a las diez y media de la mañana, para tomar un café y que nos diese tiempo de cocinar a fuego lento para la hora de comer. Evidentemente Fernando ya había puesto las alubias a remojo el día anterior y nos había preparado los sacramentos en cantidad suficiente para los comensales que éramos.

Comer con Junguitu siempre es un placer 2

Enseguida nos colocamos los delantales y los gorros y nos pusimos manos a la cocina, bueno... unos mas que otros, porque mientras unos cocinaban otros hacíamos fotos y grabábamos un poco de vídeo para que quedase constancia de que lo estábamos haciendo.

Comer con Junguitu siempre es un placer 3

El tema de los huevos se lo dejamos a Koko Rico, el conocido escultor vitoriano que también vino a pasar el día con nosotros y que puedes ver su obra pinchando aquí.

Comer con Junguitu siempre es un placer 4

Y como la ocasión la pintan calva (como yo) y hacía poco que había estado viendo una de sus obras mas conocidas y seguramente fotografiadas que se encuentra en la localidad de Laguardia (Álava) en recuerdo a los viajeros, pues tenía que hacerme un selfi con él, para tener un recuerdo.

Comer con Junguitu siempre es un placer 5

Enseguida tomo el relevo Fernando al mando de la cazuela, ante la atenta mirada de Kim, una joven alemana que vive en Vitoria Gasteiz y que también habían elegido una foto suya como co ganadora del concurso.

Comer con Junguitu siempre es un placer 6

Enfiladas las alubias le dejamos a Fernando como vigilante del cocido, mientras nosotros nos fuimos a visitar la cercana ermita de San Felices en Haro, a cuyos pies se celebra cada día 29 de junio la Batalla del Vino declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Comer con Junguitu siempre es un placer 7

Así que nos dispusimos a subir hasta los mismos riscos de Bilibio, por un cómodo sendero al que le han hecho una serie de escaleras para subir de forma mas cómoda y le han colocado también una baranda, así que a medida que vamos tomando altura vamos divisando mas terreno de La Rioja, entre las copas de los árboles y la neblina que aún no había levantado.

Comer con Junguitu siempre es un placer 8

Al llegar frente a la ermita unas empinadas escaleras se nos ponen delante, mientras que Jungui nos saluda desde arriba, así que ánimo, que vale la pena subir. En realidad es mas lo que impresiona al verla que lo que es cuando te pones a subir.

Comer con Junguitu siempre es un placer 9

El "dueño" del lugar se alza erguido en su escultura en lo mas alto desde donde se divisa una buena parte de La Rioja Alta, desde la Sierra de Cantabria que la separa de Álava hasta la Sierra de la Demanda que la separa de Burgos.

Comer con Junguitu siempre es un placer 10

Debajo de la escultura se encuentra una placa con la consiguiente inscripción de año de inauguración de la estatua, del patrocinio y de la restauración.

Comer con Junguitu siempre es un placer 11

En las estribaciones con la Sierra de Cantabria vemos el río Ebro y las populares Conchas de Haro, consecuencia de un extraordinario pliegue de la tierra hace un buen montón de años.

Comer con Junguitu siempre es un placer 12

El sol se colaba tímidamente entre las nubes dejando unos rayos de luz casi inapreciables y el aire suave que corría era demasiado fino, así que decidimos ir bajando pero lo hicimos por la otra parte mas corta, pero mas empinada, de esta forma hicimos un círculo subiendo por una lado y bajando por otro y nuestra compañera Kim, pudo verlo todo, que era la única que no lo conocía.

Comer con Junguitu siempre es un placer 13

Aún era pronto para ir a comer, así que nos fuimos hasta el Ondón, donde ya habíamos estado la vez anterior, pero ahora se presentaba mas bonito si cabe con los colores del otoño sobre las viñas a pesar de que el sol se resistía a salir.

Comer con Junguitu siempre es un placer 14

El bosque de ribera del río Ebro con sus chopos, las viñas en primer término y la Sierra de Cantabria de fondo nos regala un paisaje en el que disfrutamos un buen rato haciendo unas fotos.

Comer con Junguitu siempre es un placer 15

También tuvimos tiempo de "vendimiar" algunos racimos de uva de las que se quedan en las viñas por no estar a punto en su momento y que pasado un tiempo están buenas para comerlas, así que aprovechamos.

Comer con Junguitu siempre es un placer 16

El caso es que llegó la hora de comer y Fernando no solo nos había vigilado las alubias, si no que también nos había preparado unas buenas lonchas de jamón con tomate para untar en el pan.

Comer con Junguitu siempre es un placer 17

Las fuentes llenas de alubias con sacramentos estaban diciendo cómeme y las guindillas para el acompañamiento, ni te cuento. Al menda que no se le da nada mal comer de cuchara se puso las botas.

Comer con Junguitu siempre es un placer 18

Y aquí estamos los "artistas" premiados con una comida en El Portal de La Rioja y que pasamos un día estupendo cocinando, visitando una parte del entorno como has podido ver con Jungui de los Vinos del Jungui, un guía de lujo en La Rioja y comiendo en armonía con una entretenida charla y de donde salió otra mini quedada para tomar un vermú y seguir afotando.

Comer con Junguitu siempre es un placer 19

El remate final, fue la leche frita, hay que ver lo buena que está. En casa de Junguitu es que se come como si no hubiese un mañana. 
Para digerir todo ésto junto con el café tomamos unos licores "espirituosos" caseros que menos mal que la tertulia de sobre mesa se alargó, si no... 

Comer con Junguitu siempre es un placer 20

Si eres de buen comer, seguro que te he dado un poco de envidia, que se le va a hacer, pero es que cocinar y comer con Junguitu siempre es un placer.

No hay comentarios:

ElLioDeAbi se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.

Basado en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para http://www.elliodeabi.com