martes, 16 de abril de 2019

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense

Hoy nos vamos de ruta de senderismo por una zona que es muy conocida por la gente de la zona pero no así por el resto, por lo que nos decidimos a descubrir el "interior" de los Montes Obarenes entre Miranda de Ebro y Haro, justo en la linde entre Burgos y La Rioja, y la verdad es que nos gustó mucho lo que vimos y pasamos una mañana estupenda.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 1

Si te animas, te llevamos por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense y nos metemos en una cueva con aspecto de haber sido un eremitorio y de la que no hemos encontrado información, vemos unas antiguas salinas pertenecientes a Herrera y el propio Herrera, un pueblo totalmente desaparecido y el Monasterio de Herrera que en la actualidad está habitado por el Yermo Camaldulense, única congregación de Eremitas Camaldulenses en España.

En el siguiente vídeo puedes vivir casi de primera mano todo el recorrido que hemos hecho, así que te animo a que subas el volumen y le des al play.


La excursión que nos ocupa la hicimos lineal osea que fuimos y volvimos por el mismo camino, ya que al desconocer la zona que quisimos arriesgar mucho por si acaso yo no podía, por lo que dejamos el vehículo en el cruce que lleva al Yermo Camaldulense desde la carretera que une Ircio con Haro.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 2

Un camino de tierra con una suave pendiente nos lleva por debajo de la autopista que une La Rioja con el Pais Vasco y nos adentre en el corazón de esta zona de los Montes Obarenes.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 3

Enseguida nos dimos cuenta de que nos encontrábamos en el famoso GR 99 o Camino del Ebro y no es de extrañar ya que el Ebro no pasa muy lejos del lugar y este tipo de caminos van buscando en su recorrido lugares de interés y en este caso vemos que antes de llegar a Haro pasa por la Ermita de San Felices, lugar en el que se lleva a cabo la famosa Batalla del Vino.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 4

Nosotros continuamos en dirección a las Salinas de Herrera y enseguida comenzamos a ver edificaciones en estado de ruina.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 5

Algunos árboles de porte importante se veían arropados por plantas trepadoras.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 7

Seguimos andando tranquilamente y disfrutando del entorno solitario, apenas vimos a unos ciclistas de montaña y a una familia en toda la mañana, hasta que nos llamó la atención algo que asomaba de lo que parecía ser una cueva.
Desde la perspectiva en la que nos encontrábamos nos parecía la cabeza de un "bicho", pero... no se movía... pues ni era una cueva ni era un ser vivo, tan solo una piedra que vista desde el otro lado, no tenia nada más que forma de piedra.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 8

El monte fuera del camino se mantenía salvaje totalmente y vimos varías huellas de jabalíes en pasos que llevaban a un arroyo, pero solo vimos las huellas.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 9

Para cuando nos quisimos dar cuenta ya habíamos llegado a las Salinas de Herrera, pertenecientes al Monasterio desde sus inicios en el año 1176 hasta el 1338 que pasaron a ser del reino, aunque el Monasterio mantuvo preferencias sobres su producción.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 10

Aún pueden verse los restos del pozo, de las eras de secado, del almacén y del molino.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 11

A mediados del siglo XIX se producía sal que surtía a las provincias de Burgos, Logroño y Soria. 

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 12

Fueron abandonadas en la década de los años 60 del siglo pasado y ahora se encuentran en estado ruinoso y siendo adsorbidas por la Naturaleza.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 13

Seguimos por el GR 99 y al llegar a estas indicaciones lo dejamos de lado, para continuar por nuestro camino principal, que es el de llegar hasta el Monasterio.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 14

Encontramos edificios en ruina y algún vestigio de la vida que allí hubo en su día, pero no nos entretuvimos mucho.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 15

Y seguíamos de sorpresa en sorpresa, nos encontramos con la entrada de una cueva, buscamos las linternas que siempre llevamos en las mochilas y nos dispusimos a entrar en ellas.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 16

Unos metros más adelante el acceso es más fácil y nos lleva por unas galerías hacia el fondo.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 17

Una vez dentro vimos que la cueva era más grande de lo que aparentaba desde fuera, con varias galerías y habitáculos.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 18

Nosotros tomamos la parte de la izquierda y al llegar al fondo, gira hacia la derecha y salimos por el otro lado.
Quizá podrían ponerse en valor y adecuarlas un poco y poner un cartel informativo para ser un atractivo turístico más de la zona, como es el caso de la Cuevas de los Portugueses (puedes verlas pinchando sobre el nombre) en el cruce de Tartalés de Cilla muy cerca de la localidad de Trespaderne, todo ello en la provincia de Burgos.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 19

A la otra orilla del camino vimos la entrada a otras cuevas que pasan por debajo del camino, pero que se encuentran en muy mal estado para entrar en ellas.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 20

Nada más terminar de subir el camino que se encuentra en cuesta encontramos el inicio de la tapia del Monasterio con una enorme encina que muestra sus enormes raíces.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 21

La tapia se nos antoja larga, por lo que deducimos que la extensión de terrenos dentro del recinto tiene que ser grande...

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 22

...y nos llama la atención lo torcida que está apoyada en los contrafuertes. No soy consciente de haber visto nunca una tapia tan torcida y que se mantenga en pie.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 23

En medio de aquel valle rodeado de montañas por todas las partes se encuentra el Monasterio de Santa María de Herrera desde el siglo XII aunque anteriormente en el lugar existía otro Monasterio llamado San Martín de Ferrara y del que ya hay referencias en el año 1044.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 24

Tomamos el callejón de entrada y nos acercamos hasta la puerta, con la curiosidad de si podríamos entrar a verlo o no.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 25

Teníamos claro de que es un Monasterio de Clausura, pero... ha veces se puede visitar, pues no, en este caso solo se puede entrar los martes y jueves de 3 a 5 de la tarde y solo los hombres, al ser lugar de clausura. Además en el letrero dejan bien claro de que no es lugar de turismo, sino de oración. Por lo que nos fuimos a dar una vuelta por los alrededores.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 26

El Monasterio de Santa María de Herrera fue fundado por los monjes cistercienses en el año 1169 y estuvieron en él hasta la desamortización de Mendizabal que tuvieron que abandonarlo en el año 1835.
Más tarde en el año 1897 fue ocupado por monjes carmelitas descalzos y que estuvieron en Herrera hasta el año 1905, que fueron las monjas trapenses llegadas de Francia quienes habitaron el Monasterio hasta 1921 que se vuelven a Francia.
Fue entonces en el año 1923 cuando lo adquiere la Congregación del Yermo Camaldulense y que lo habitan hasta la actualidad.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 27

Es en 1012 cuando San Romualdo funda en Italia la Congregación Camaldulense y reformada en 1520 por Pablo Giustiniani.
Los Monasterios de la Congregación Camaldulense son llamados Yermos, que traducido literalmente significa Desierto, "un lugar solitario, habitado por religiosos que consagran su vida a Dios y a sus hermanos en oración continua".

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 28

Hay que tener en cuenta que es el único Monasterio Camaldulense que hay en España y que en la actualidad viven 12 ermitaños, uno por celda de las que hay en el Yermo de Herrera.

Por los montes de Herrera y el Yermo Camaldulense 29

Buscamos un lugar "tranquilo" para comer el bocadillo y comenzar el regreso con la sensación de haber pasado una mañana estupenda en un entorno privilegiado.

¿Conocías la existencia del Yermo Camaldulense? Como poco curioso en los tiempos que corren.

8 comentarios:

  1. Pues te digo una cosa, si nos es porque lo he visto en el blog, no me meto por ahí porque jamás me hubierna imaginado que había unas cuevas tan grandes. Y desde luego, opino como tú, deberían señalizarlo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Olga, la aventura es la aventura jajaja, siempre llevamos una linterna pequeña en la mochila por si se dan estas situaciones.
    Es una zona muy poco transitada y muy tranquila, igual no lo quieren señalizar por eso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Otra ruta que nos apuntamos, la tenemos cerca y parece interesante.

    ResponderEliminar
  4. Siii, está muy bien y es sencillita, aunque si se os queda corta, la podéis alargar y llegaros andando desde Ircio o ir hasta San Felices. Al gusto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Si nosotros llevamos a los niños se meten en las cuevas, seguro. No es la primera vez qué acabamos bajo tierra con una linterna qué amenazaba acabarse la pila en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  6. Es lo que tienen que hacer los niños ser exploradores desde pequeños jajaja, lo malo es que se acabe la pila y no entre ni un rayo de luz. A salir de la cueva palpando.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pasas un poco de largo por las salinas.Yo las conocí en explotación. Yel fenómeno se produce al formarse un "Diapiro".Esto lo explican muy bien en Poza de la Sal. Y va asociado a la cantera de ogitas que se explota para nuestra desgracia muy cerca de las Conchas.

    ResponderEliminar
  8. No sabíamos de la existencia de las salinas cuando fuimos y nos las encontramos de sopetón.
    Muchas gracias por tu comentario.
    Saludos

    ResponderEliminar

-Si has llegado hasta aquí, escribe unas palabras. Así me ayudas a enriquecer este Blog,
-Un montón de gracias.

ElLioDeAbi se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.

Basado en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para http://www.elliodeabi.com