viernes, 20 de agosto de 2021

Un día en La Alberca, uno de los pueblos más bonitos de España

Ir hasta el sur de la provincia de Salamanca, concretamente hasta la Sierra de Francia, es viajar a un mundo maravilloso que difícilmente puedes imaginar si no lo conoces, así que hoy nos vamos a pasar un día en La Alberca, uno de los pueblos más bonitos de España y desde luego vas a descubrir porqué, además fue el primer pueblo de España en ser declarado Monumento Histórico Nacional en 1940.

Un día en La Alberca

Creo que con esta introducción y la vista de la Plaza Mayor no te queda ota opción que seguir leyendo y viendo el reportaje y te aviso de que te vas a quedar prendado de este pintoresco pueblo y saldrán en ti unas irrefrenables ganas de ir a conocerlo en persona humana.

Nosotros en esta ocasión (hemos ido varias veces) nos alojamos en un hotel a las afueras del casco urbano, en la carretera que lleva a Las Batuecas y el coche lo aparcamos allí, no obstante hay aparcamientos para dejar el vehículo y acceder al casco histórico en el coche de San Fernando, un rato a pie y otro caminando.

Un día en La Alberca (1)

Lo mejor que puedes hacer en La Alberca es dejarte perder por sus calles y rincones e ir descubriendo la arquitectura popular de la zona.

Un día en La Alberca (2)

En el cruce de las calles Barrio Nuevo y Llanito encontramos un pilón con un par de caños y aunque no caía mucha agua, si la suficiente para poder refrescarnos.

Un día en La Alberca (3)

Cada calle por la que pasamos nos deja con la boca abierta con sus casas construidas con piedra y madera a la vista muy bien conservadas y restauradas, manteniendo perfectamente el equilibrio arquitectónico que tanta fama le ha dado.

Un día en La Alberca (5)

Las calles son estrechas y con el firme empedrado, por lo que es necesario ir con un calzado cómodo, si no quieres que se resientan los tobillos y la planta de los pies.

Un día en La Alberca (6)

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción muestra una estructura de fortaleza defensiva con una torre que se me antoja como las torres del homenaje de los castillos.

La torre es doscientos años más vieja que la iglesia y fue pagada por los primeros Duques de Alba.

Un día en La Alberca (7)

No es muy antigua la iglesia ya que se construyó sobre un templo anterior, así que data del siglo XVIII, aunque si que cuenta con el púlpito de granito que es del siglo XVI y está policromado.

Un día en La Alberca (8)

En el interior cuenta con tres naves y el granito a la vista, al estar la mayor parte si revestir. 

Un día en La Alberca (9)

Encontramos varios retablos dentro del templo y una capilla en un lateral.

Un día en La Alberca (10)

En la parte de fuera se encuentra una estatua dedicada al Marrano de San Antón, motivo de una de las tradiciones más arraigadas en la localidad.

Un día en La Alberca (11)

La figura del Marrano tallada en granito se mantiene pendiente de lo que ocurre a su alrededor.

Un día en La Alberca (12)

Desde el lado de la iglesia, donde se encuentra la puerta por la que accedimos al interior se ve perfectamente la unión de la torre con el templo.

Un día en La Alberca (13)

De la iglesia a la Plaza Mayor, se llega en un abrir y cerrar de ojos. La Plaza es el centro neurálgico de La Alberca y posiblemente la imagen que más identifica a este precioso pueblo.

Un día en La Alberca (14)

Vaya por delante que no es muy habitual estar en La Alberca con tan poca gente, pero era un día de entre semana y aún estábamos inmersos en la pandemia por el Covid19. 

La verdad es que daba un poco de tristeza verlo tan "apagado".

Un día en La Alberca (15)

Las escaleras del Crucero del siglo XVIII, sirven a los turistas para descansar un rato mientras se hacen la foto de rigor.

Un día en La Alberca (16)

Nosotros optamos por hacer gasto en uno de los bares de la plaza y nos sentamos en su terraza bajo los soportales.

Un día en La Alberca (17)

El Crucero se encuentra en la parte de abajo de la plaza y es lo primero que ves al llegar a ella por la calle Tablado que es la que llega directa desde la zona del aparcamiento.

Si el pueblo es bonito... la Plaza te deja con la boca abierta, con los balcones floridos, los soportales alrededor sujetados por columnas de granito.

Un día en La Alberca (18)

En la calle Tablado te puedes fijar por ejemplo en las gárgolas que salen de los canalones del tejado y que los días de lluvia echan el agua al centro de la calle.

Un día en La Alberca (19)

Así llegamos hasta la Plaza de San Antonio, que digamos sería la entrada natural al casco histórico ya que se encuentra junto a la carretera que sube hacía Las Batuecas y junto al aparcamiento de coches.

Un día en La Alberca (21)

A lo largo de esta calle encontraremos varias tiendas de alimentación con productos típicos de la zona como los excelentes embutidos o miel y tiendas de recuerdos muy coloridas.

Un día en La Alberca (22)

Seguimos nuestro periplo por las calles (no hay cosa que más nos guste que callejear sin rumbo fijo) para seguir sorprendiéndonos y eso que ya hemos estado varias veces pero cada vez es como si fuese la primera, debe de ser que la memoria ya nos falla o que miramos con ojos de descubrir nuevas cosas.

Un día en La Alberca (23)

En nuestro deambular somos observado por uno de sus habitantes mas sigilosos.

Un día en La Alberca (24)

Algunas casas tienen las fachadas cubiertas por tablas y las flores y las plantas que no falten.

Un día en La Alberca (25)

Y cuanto más callejeamos más nos sorprendemos con los rincones que vamos encontrando.

Un día en La Alberca (27)

El atardecer va avanzando y tomamos un descanso esperando que la noche vaya haciendo acto de presencia y terminar el día de la mejor manera posible.

Un día en La Alberca (30)

Y así llegamos a la hora azul, un momento en el que las fotos son muy agradecidas con las luces encendidas pero que aún se ve, así que era la hora de volver a la Plaza Mayor y aprovechar esa estupenda luz para poner a la cámara del móvil a trabajar. 

Un día en La Alberca (31)

Los soportales nos ofrecen un estupendo marco para las fotos. 

Un día en La Alberca (32)

Llegada la noche nos pusimos a cenar y elegimos un lugar estupendo en la terraza de uno de los restaurantes de la plaza y muy bien, la verdad.

Un día en La Alberca (33)

Paseíto nocturno para bajar la cena y ni un alma por la calle.

Un día en La Alberca (34)

Y vuelta a pasar por el pilón de camino al hotel. De esta forma cerramos el recorrido de un día en La Alberca, uno de los pueblos más bonitos de España y que no nos cansamos de visitar, así como su entorno en la Sierra de Francia y el Parque Natural de Las Batuecas - Sierra de Francia

Un día en La Alberca (35)

En la página web de La Alberca, puedes ampliar la información y consultar fiestas y tradiciones, rutas, alojamientos y demás.

4 comentarios:

  1. Buenas pareja.
    Como siempre , dando a conocer sitios inigualables.
    Me alegro mucho de que sigáis ilustrandonos.
    Un saludo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, en la Sierra de Francia hay un buen número de pueblos preciosos que iremos dando a conocer en varios reportajes.
    La Alberca quizá sea el más conocido y por ello ha ido el primero.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Soy un seguidor fiel de Abilio a pesar de estar lejos de La Bureba. Otra sorpresa más que nos alegra el día

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Rodrigo, por tus palabras y por seguir el blog. La Sierra de Francia es una verdadera maravilla con unos pueblos que parecen anclados en el tiempo.
    Saludos

    ResponderEliminar

-Si has llegado hasta aquí, escribe unas palabras. Así me ayudas a enriquecer este Blog,
-Un montón de gracias.

ElLioDeAbi se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.

Basado en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para http://www.elliodeabi.com