miércoles, 9 de febrero de 2022

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos

Hoy me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos y si sigues leyendo el reportaje vas a saber de dónde viene "tomar las de Villadiego" y porqué es la Villa de los Museos. Te vas a quedar "flipao" de la arquitectura popular, de cada uno de sus rincones y desde luego de su plaza porticada con dobles soportales, pero bueno... no te adelanto más.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos

Seguro que en más de una ocasión has oído eso de se tomó las de Villadiego o incluso lo has dicho tu alguna vez, pues bien... se ve que en la Edad Media se perseguía a los judíos dado que se fueron ganando la enemistad de la gente por su usura, lo que llevaba en muchas ocasiones a venganzas. En ésto que el Rey Fernando III el Santo, concedió una serie de privilegios a los judíos de Villadiego de tal forma que prohibió que se les prendiese e incluso poniendo penas a quien se metiera con ellos. Así que los judíos tomaron a Villadiego como un lugar seguro, pero eso si, debían de llevar las calzas amarillas como distintivo para saber que estaban bajo la protección real.

Así que cuando un judío se sentía amenazado en su tierra, se tomaba las de Villadiego yéndose a vivir a su nueva villa.

Antes de seguir leyendo te invito a que veas este vídeo en el que recorremos la villa y entramos en los seis Museos existentes en Villadiego y que son una gozada, lo bien montado que lo tienen.

Aunque no vi ninguna prohibición de aparcar en el casco histórico, yo te recomiendo que lo hagas fuera del mismo y que te acerques hasta la plaza Mayor caminando ya que no te llevará más de tres minutos, además Villadiego es completamente llano, lo cual facilita mucho la movilidad.

En la plaza veremos en medio de ella una estatua dedicada al Padre Florez, agustino e historiador del siglo XVIII y autor de la España Sagrada, una magna obra que llegó a tener cincuenta y seis volúmenes.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (1)

Nosotros habíamos quedado en la puerta del Ayuntamiento con Celia, una de las guías de Turismo con que cuenta la villa, para poder ver los Museos.

Es imprescindible llamar por teléfono para reservar las visitas, así que te dejo el enlace a la web del Ayuntamiento para que compruebes, horarios, precios y teléfonos de contacto para dicha reserva.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (2)

Nosotros nos los vimos todos, los seis, para ello echamos casi toda la mañana, desde las diez y media que habíamos quedado hasta la una, así nos dio tiempo de tomar un vermú en una de las terrazas antes de ir a comer, pero bueno, no nos desviemos.

El primer lugar que visitamos fue el Centro de Interpretación del Geoparque de las Loras, un lugar diáfano con buen material informativo y que cuando entras no te esperas todo lo que vas a ver allí.

El Geoparque se centra en la protección del patrimonio natural y cultural, la investigación y divulgación de dicho patrimonio y en el desarrollo sostenible de los recursos turísticos y desde luego van por buen camino.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (3)

En el año 2017, la UNESCO incluyó el Geoparque de las las Loras en la Red Mundial de Geoparques de la UNESCO y que cuenta con once municipios de la provincia de Burgos y cinco municipios de la provincia de Palencia.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (4)

Una de las mejores cosas que tiene este Centro de Visitantes es que cuenta con una buena colección de fósiles y casi todos o todos los que hay se pueden tocar, coger y observarlos muy de cerca.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (5)

Aquí tuvimos la suerte de que Nicolás Gallego Rojas, conocido coloquialmente como Nico, que a la sazón es geólogo y uno de los artífices de todo este proyecto, nos explicara y nos mostrara todos los tesoros con los que cuenta el Geoparque de las Loras.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (6)

Algunos de los fósiles que vimos son de estos "bichos" que en su día vivían en el agua.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (7)

Nos despedimos de Nico y nos fuimos hasta la zona del Arco de la Cárcel, aquí se encuentra el núcleo gordo de los museos ya que aquí veremos en distintas dependencias el Museo Etnográfico, el Museo de la Radio, el Museo de la Pintura y además visitamos las Mazmorras.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (8)

Al primero que entramos es al Museo Etnográfico y nada más acceder a él, llama la atención estas reproducciones de bicicletas de los siglos XIX y principios del XX y que están elaboradas con materiales reciclados y reutilizados por Roberto Terradillos García.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (9)

Después pasamos a la siguiente sala donde encontramos utensilios de la matanza en el mundo rural para elaborar los chorizos y morcillas y tener el sustento para todo el año.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (10)

La cocina en la que se elaboraba la comida y un buen número de "cacharros" que se utilizaban en ella. Además el museo se completa en esta planta con aperos de ganado, trillos, veldadora, fragua, dujos, etc. Aquí vas a pasar un buen rato, si lo has conocido, recordarás aquellos tiempos y si no o has conocido, vas a alucinar de como era la vida en el mundo rural.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (11)

En la planta de arriba verás como era una alcoba, una sala de estar, un telar para tejer. También pasarás un buen rato.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (12)

Aquí también puedes ver un Museo de la Radio. Como es un estudio con la mesa central y los micrófonos, lo que es la "pecera"...

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (13)

...distintos soportes que se han utilizado a lo largo de la Historia de la Radio, así como alusiones a las principales emisoras y a los programas y locutores de radio que han hecho historia.

A mi me cautivó este amplio rincón dedicado a la Radio y del que incluso podría hacer un reportaje solo para él, ya que soy de las personas que crecieron escuchando la radio y el primer aparato de radio que entró en casa lo construyó mi padre.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (14)

La escuela tampoco falta en este museo etnográfico, con los pupitres que se me antojan muy pequeños pero claro, yo también fui pequeño y estudie sentado en sitios como éste.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (15)

Cambiamos de edificio para subir al edificio de la cárcel y cuyo arco es la única puerta de la muralla de entrada a la villa que aún se conserva de las cuatro que hubo.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (16)

Las mazmorras fueron utilizadas como cárcel de la comarca y desde que cayó en desuso se restauró y ahora se pueden ver los personajes principales de la fiesta tradicional del Judas que se celebra el día de Sábado Santo.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (17)

En otra de las mazmorras vemos los uniformes de los soldados que participan en la batalla por el Judas.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (18)

Regresamos de las mazmorras para subir a la parte alta del edificio, donde se encuentra el Museo de la Pintura, una colección de 72 cuadros que reunió Lorenzo Albarrán y que su cuñada Filomena del Río legó al Ayuntamiento de Villadiego.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (19)

El Museo está organizado en dos plantas, estando en la primera las obras fechadas entre los siglos XVI y XIX y en la segunda planta, los cuadros del propio Lorenzo Albarrán y de artistas contemporáneos a él, de finales del siglo XIX y principios del XX.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (20)

Pasamos por debajo del Arco para salir a extramuros de la Villa para poder entrar en ella de nuevo por su puerta principal, donde vemos una hornacina con una talla de la Virgen con el Niño.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (21)

De camino hacia el Centro de Interpretación del Cómic Fabulantis, vimos una placa conmemorativa de la visita que hizo Federico García Lorca a Villadiego el 25 de agosto de 1934 con su grupo de teatro La Barraca.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (22)

Y ya vamos por el quinto Museo, el Museo del Cómic - Fabulantis, un espacio dedicado al cómic donde los niños se lo pasan en grande y los mayores también.

Se encuentra ubicado en el antiguo matadero y desde luego nos lo pasamos a las mil maravillas interactuando con todos los "cachivaches".

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (23)

Una buena parte de la exposición está dedicada al Capitán Trueno y a Ángel Pardo que fue uno de sus dibujantes más prolíferos aunque el personaje fue creado por Ambrós y Víctor Mora en 1956.

Nacido en Santoña (Cantabria) vivió muchos años en Villadiego hasta su fallecimiento.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (24)

Además hay un montón de aparatos con los que es obligatorio interactuar para crear tus propios personajes e incluso...

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (25)

...hacerte una foto poniendo tu cara a alguno de los personajes creados.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (26)

Pero si bien todo me gustó, que decir del aplausómetro... aquí se hace necesario ir con más personas para que sea más divertido. 

En la pantalla te van contando una historia que se va desarrollando en función de la cantidad de aplausos que reciba el "maquineto". No veas que pique con la Mi Dueña para llevar la historia por una narración u otra. Divertidísimo.

Ya me contarás cuando vayas.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (27)

Los Personajes del Capitán Trueno de izquierda a derecha según se mira la foto: Crispín, Goliath, el Capitán Trueno y Sigrid, reina de Thule.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (28)

Nuestros pasos nos llevan hasta la iglesia de San Lorenzo que fue sede del arciprestazgo de Villadiego y que en la actualidad guarda el Museo Parroquial de Arte Sacro.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (29)

Una vez en el interior del templo vemos un buen número de piezas tanto de ropajes, como de tallas, cálices, cruces presiónales y demás obras religiosas tanto de Villadiego como de los pueblos vecinos, para tenerlas en depósito para su conservación que debido a la despoblación corrían el peligro de desaparecer, así que me parece una iniciativa estupenda.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (30)

En este Museo de Arte Sacro se pueden ver obras desde el siglo XIII hasta el siglo XX.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (31)

Ya sabes, lo mejor es que vayas a verlo en persona humana, pero recuerda como te dije antes que has de llamar para reservar la visita en el teléfono que te puse en el enlace de más arriba.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (32)

Aquí terminamos nuestra visita a los seis Museos con los que cuenta Villadiego, así que ya sabes porque se la conoce también como la Villa de los Museos, un pueblo, con apenas mil quinientos habitantes que tenga seis museos... es una gozada, así que nos despedimos de nuestra guía Celia que fue una gozada compartir la mañana con ella y nos dispusimos a hacer un poco de tiempo para ir a comer.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (34)

Nos fuimos a la iglesia de Santa María que estaba abierta para decir la misa del domingo, por lo que aprovechamos para entrar a verla discretamente y aunque no había comenzado el oficio, no quisimos molestar a las personas que iban tomando su sitio y nos limitamos a verla desde atrás.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (35)

Por fuera se la ve grande pero por dentro lo es mucho más. Tiene dos naves unidas por columnas y las consiguientes bóvedas. 

Cuando vayas a Villadiego, si está abierta, aprovecha la ocasión para verla.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (36)

El momento callejeo no puede faltar en un pueblo como éste, rico en arquitectura popular, con palacios y conventos, como el Convento de las Religiosas Agustinas de San Miguel de los Ángeles.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (37)

El Palacio de los Velasco del siglo XVI, en la actualidad reformado para viviendas y comercios en los bajos como puede verse en la foto. 

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (38)

Regresamos a la plaza Mayor y aquí vamos a destacar los soportales doblados donde se debían de celebrar los mercados locales y comarcales. Desde luego es una singularidad que no recuerdo haber visto en ningún otro lugar.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (39)

Los miradores de madera y cristal que pudieran recordar a los grandes paseos marítimos de grandes ciudades, pero no, dan a la plaza y toman la luz y el calor durante todo el día.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (40)

Toda la plaza está porticada aunque los soportales son de distintas épocas y solo en la parte que da al norte están doblados.

Al fondo vemos el edificio que alberga el Ayuntamiento.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (41)

Algo que llama la atención es la inscripción que se encuentra en una placa colocada en una de las columnas de los soportales. Te animo a que la leas.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (42)

Ya por la tarde y para bajar la estupenda comida que nos llevamos entre pecho y espalda en la Cueva y con una relación de calidad, cantidad y precio imbatible, nos dimos un paseo para ver algunos murales que tienen también.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (43)

En la plaza de Miguel Delibes es un buen lugar para relajarte con el sonido del agua en la fuente que hay allí.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (44)

Y para terminar el recorrido, no podíamos dejar de ver las estatuas que hay junto a la entrada de Villadiego dedicadas a El Judas, una fiesta tradicional recuperada en el 2002 por el Ayuntamiento y el Grupo de Teatro Espliego y que se celebra el día de Sábado Santo y en la que participa prácticamente todo el pueblo a través de las Asociaciones, Peñas y vecinos particulares.

Por si quieres conocer esta tradición te dejo enlace a ElLioDeAbi para que vivas con nosotros esta tradicional fiesta.

Apuntado queda para ir a vivirlo en vivo y en directo.

Me tomo las de Villadiego, la Villa de los Museos (45)

Pues pasamos un día estupendo en Villadiego, vamos que mereció la pena tomarse las de Villadiego por un día y descubrir sus seis Museos, amén de algo de su historia, de sus tradiciones, de su arquitectura y de su gastronomía.

¿Te animas a tomarte las de Villadiego?

4 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho como está el pueblo de mi padre.!!!Gracias por las molestias que os habéis tomado--Un placer de verdad !!!

    ResponderEliminar
  2. Recorrer los pueblos de nuestra provincia y mostrarlos no es ninguna molestia. A demasiado pocos pueblos vamos.
    Me alegra de que guste como está Villadiego, porque está muy bien, muy bien cuidado y con ganas de ir a mejor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No conozco aún Villadiego, pero este artículo me ha abierto las ganas. Sin duda, iremos en breve.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hola Miguel, Villadiego es un pueblo muy coqueto y sus museos estupendos o al menos a nosotros nos lo parecieron.
    Ya nos dirás si te ha gustado cuando vayas.
    Saludos

    ResponderEliminar

-Si has llegado hasta aquí, escribe unas palabras. Así me ayudas a enriquecer este Blog,
-Un montón de gracias.

ElLioDeAbi se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.

Basado en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para http://www.elliodeabi.com