...

martes, 6 de junio de 2017

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero

Comenzamos un buen mes el mes de junio, en el que se suceden una buena cantidad de actividades y fiestas a lo largo de todo el territorio nacional, pero como como puedes imaginar no voy a hablar de todas ellas en este momento, entre otras cosas porque no he estado en todas, pero hay una en la que si hemos estado y de la que quiero dejar constancia, las XVII Edición de las Jornadas del Lechazo Asado de Aranda de Duero y que se celebran durante todo el mes de junio, hasta su último día, el día 30.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero

Nosotros estuvimos participando gracias al Ayuntamiento de Aranda de Duero, la Asociación de Hosteleros de Aranda y Ribera ASOHAR y el Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero y de la Agencia de Comunicación y Promoción Turística RvEdipress, que organizaba el evento promocional en la que participamos varios blogueros de viajes y gastronomía, por lo que estuvimos salvando al lechazo asado de Aranda de Duero, en una gimkana por el casco viejo de la localidad, de lo mas divertido.

Así que te voy a ir poniendo en antecedentes y sobre todo los dientes largos, que al acabar de leer este reportaje y ver su vídeo y sus fotos, no vas a poder resistir a la tentación de ir hasta Aranda de Duero a disfrutar de estas jornadas gastronómicas que se han convertido a lo largo de estos diez y siete años en toda una fiesta.


El grueso de los participantes llegaban desde Madrid en un microbús y habíamos quedado en la plaza Mayor de Aranda de Duero a las doce del mediodía, mientras tanto ya habíamos llegado el equipo de la provincia de Burgos (Burgos y Briviesca), faltaban de llegar los de Madrid y de Santander, así que aprovechamos para tomar un café y dejar constancia con un selfi.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (1)

El ambiente era total en la plaza, ya que también había una concentración motera y los madrileños y los cántabros no se hicieron esperar y nos fuimos saludando y presentando con los que no nos conocíamos personalmente. 

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (2)

Aunque el pronostico del tiempo había dado tormenta y lluvia, no pudimos tener mejor día de temperatura y la lluvia ni la vimos.
La primera toma de contacto después de los saludos y presentaciones fue en la terraza de un bar de la plaza Mayor, así que no podía comenzar mejor la cosa, eso si, todos con el móvil al tuiteo y retuiteo, había que contar al mundo que estábamos en Aranda de Duero en las Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado y en unas pocas horas habíamos llegado a ser Trending Topic con cerca de 3.000.000 de impresiones y que digo yo que no está nada mal. Puedes verlo en el hashtag #LechazoSurvival. 

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (3)

Repuestas las fuerzas del viaje, llega el momento de caracterizarse para la ocasión, por lo que nos entregaron una caja con varias cosas dentro, como un gorro de cocina y un delantal, un plano de Aranda de Duero y unos sobres que contienen las pruebas que tenemos que llevar a cabo por las calles de la localidad.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (4)

Aquí tenemos entregados a la pareja de Tragaviajes y a un Viaje Creativo.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (5)

Así que nos vamos al templete de la música que se encuentra en un lado de la plaza y vamos a comenzar con la gimkana, un juego de pruebas de habilidad, rapidez e imaginación, ambientado en el año 2.037 cuando los paladares ya no son lo que eran y han olvidado el sabor del autentico lechazo asado de Aranda y nuestra misión es salvarlo, porque solo unos pocos elegidos podremos recordar su sabor.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (6)

La primera pista nos lleva hasta la plaza del Trigo, donde tendremos que llevar a la Lechuga de Medina de Pomar, a un Cordero de Aranda de Duero y a un Lobo de los campos castellanos, juntos para atravesar el río Duero en una barca, en la que solo podemos pasar uno de los tres elementos a la vez y claro... hay que saber cual puede quedarse y cual pasar, ya que el cordero se come la lechuga y el lobo se come el cordero, si los dejamos solos. ¿Sabes tu como pasar en la barca?

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (7)

Después a la calle de Santa María delante de la iglesia del mismo nombre, aquí unos selfis con personas de Aranda de Duero, ante la fachada del templo era la prueba y subirlos a twitter. La verdad que las personas muy colaborativas en la historia, lo cual es de agradecer y de esta forma pudimos pasar a la siguiente prueba.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (8)

Que fue volver de nuevo a la plaza del Trigo, donde metimos la mano en unas cajas llenas de papeles para buscar el pergamino que nos daría la pista de la siguiente prueba, que se llevó a cabo en el Asador Casa Florencio y en el Asador Lagar de Isilla, en la calle Isilla, dos de los restaurantes que participan en las Jornadas del Lechazo. 
Los demás restaurantes son: El 51 del Sol, Asador de Aranda, Mesón el Roble,Asador el Ciprés, Mesón de la Villa, Mesón el Pastor, Restaurante Aitana y Hotel Restaurante Montermoso.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (9)

Pero... ¿y cual era la prueba que teníamos que pasar? pues cantar a grito pelao una coplilla que nos habían escrito, así que la Mi Dueña y yo nos pusimos a ello (poner la melodía a gusto): 
Brindo por el lechazo porque me hace sentir como en brazos.
Prueba superada y eso nos sirvió para tomar un buen vino de Ribera de Duero y aunque no ganamos la gimkana, nos divertimos de lo lindo.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (10)

Viendo los cuartos de lechazo, como entraban y salían del horno la salivación comenzó a aparecer y claro es que entre unas cosas y otras ya era la hora de comer.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (11)

Volvimos de nuevo a la calle y nos entregaron un sobre cerrado en cuyo interior estaba el nombre del restaurante donde íbamos a ir a comer. A nosotros nos tocó el Hotel Restaurante Montermoso, que se encuentra por la entrada norte a Aranda de Duero en lo que es la antigua  N-1 rodeado de viñedos y un entorno muy acogedor.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (12)

Nos atendió Iñigo su propietario, un joven amable y entregado al negocio familiar, que nos enseñó uno de los comedores que tenían preparado para una boda y los jardines donde se ofrece el cóctel de bienvenida.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (13)

Aquí vimos el horno de asar mas grande que he visto en mi vida, donde llegan a asarse hasta setenta u ochenta cuartos de lechazo. A mi me pareció una barbaridad, pero claro en Aranda el lechazo asado es una religión y el plato estrella de su gastronomía.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (14 bis)

Cada restaurante que participa en las Jornadas del Lechazo, ofrece un menú distinto en sus entrantes, pero con un precio unitario de 38 euros con iva incluido.

En nuestro caso en el Hotel Restaurante Montermoso comenzamos con unas cestitas dulces de riñones al Pedro Ximenez...

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (14)

...para continuar con morcilla de Aranda, que aún siendo de arroz, el sabor es distinto al que conocemos en la morcilla de Burgos.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (15)

Seguimos con unas brochetitas de lechazo con salsa alioli de miel, que estaban exquisitas...

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (16)

...y terminamos los entrantes con unas habitas tiernas con mollejas de lechazo y boletus.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (17)

Todo ello lo fuimos regando con un tinto de Ribera Abadía de Acon Roble.
Y llegó el momento del rey de la baraja, el Lechazo Asado, jugoso por dentro y crujiente por fuera, como tiene que ser, que parece mentira que solo con agua, sal y limón pueda estar a sí de bueno.
Desde luego es fundamental una buena materia prima y un horno con madera de encima y el amor del maestro asador, todo junto crea un delicioso manjar.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (18)

En esta ocasión y creo que con acierto el lechazo es acompañado por la lechuga de Medina de Pomar, una lechuga tierna y llena de sabor.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (19)

No dejamos nada mas que los huesos y porque nos parecía feo comerlos también.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (20)

El postre de la casa que también entra en el menú, la Mi Dueña se pidió un flan y yo un arroz con leche, que es de los mejores con diferencia de los que he comido últimamente, que bueno estaba.
Y para rematar la jugada café y chupito de hierbas, ¿que mas se puede pedir? quizá una siesta que en el caso del Restaurante Montermoso, no sería difícil en los jardines. 

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (21)

En el otro extremo del comedor en el que comimos se estaba celebrando la comida de unas bodas de plata y ahí que tenían en el menú como no podía ser de otra manera unos cuartos de lechazo, así que los camareros muy amables posaron con las bandejas para hacer unas fotos, antes de llevar su ración a los comensales.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (22)

Vaya color y que brillo que tienen estos asados. En el momento de estar escribiendo este reportaje, aún me lo estoy saboreando.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (23)

El caso que se nos fue el tiempo volando y ya vinieron a buscarnos para volver al centro, donde nos volvimos a reunir de nuevo todo el equipo para ser testigos de la entrega del premio a Claire como ganadora de la gimkana acompañada de su pareja y que nos dedicó unas palabras como habéis podido ver y escuchar en el vídeo.

Salvando el lechazo asado de Aranda de Duero (24)

Y llegó el momento de la despedida, con la satisfacción de la misión cumplida, habíamos salvado el lechazo asado de Aranda de Duero, lo habíamos dado a conocer al mundo entero con cerca de 3.000.000 de impresiones en twitter como dije casi al principio y nos habíamos llevado un estupendo sabor de boca que aún me relamo.
Un buen ambiente y muy bien por el Ayuntamiento de Aranda, la Asociación de Hosteleros de Aranda de Duero ASOHAR y el Consejo Regulador de la DO Ribera de Duero por confiar en RvEdipress en la promoción de las Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado de Aranda de Duero que a su vez confió en un grupo de blogueros (entre los que me encuentro) para promocionar esta increíble fiesta gastronómica.

Toda la información sobre las XVII Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado puedes ver en la web lechazo.es
Yo que tu no me lo perdería forastero. Tienes todo el mes de junio, pero no lo dejes para el final.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Toda mi familia materna es de Aranda de Duero y aunque nací y vivo en Alicante, he pasado muchos veranos de mi infancia-juventud allí. Esa plaza, ese templete, ese rio. Sigo un ritual, que he implantado en mi familia (mujer, hijos y nietos)y es que todos los años por los menos una vez nos deleitamos con lechazo y morcilla.
Gracias por hacérmelo vivir.

Arturo moreno de vicente

Abilio Estefanía dijo...

Hola Arturo, solo por tus palabras y por llevarte gratos recuerdos de tu tierra materna, ya justifica el tiempo que he dedicado a preparar y publicar este reportaje.
Un ritual que no ha de perderse de ninguna manera, porque son motivo de revivir la tierra chica y de no olvidarla del todo en la distancia.
Un abrazo

alvientooo dijo...

Menuda pinta tan estupenda, me lo apunto para un futuro viaje

Abilio Estefanía dijo...

Hola Alberto, desde luego no puedes dejar de comer lechazo asado en un viaje a Aranda de Duero.
Un abrazo

ElLioDeAbi se inaugura el día 4 de julio de 2009.
Sé bienvenido y si te gusta: disfruta de él y participa, como si fuera tu casa.

Basado en un trabajo de Abilio Estefanía Castellanos para http://www.elliodeabi.com